28 junio. Diversidad familar. Especial acogimiento LGTBIQ+

Familias diversas. Si quieres acoger tienes nuestras puertas abiertas.


El colectivo LGTBIQ+ encontrará CERO discriminaciones a la hora de acoger. Estos niños, niñas y adolescentes necesitan cuidados, atención y mucho cariño. En Andalucía no influye ni la orientación sexual ni la identidad de género. Se buscan personas que quieran ayudar.

Aunque esta opción no es nada nueva, a día de hoy nos siguen haciendo esa consulta muchas veces: ¿se puede acoger siendo homosexual? La respuesta es facilísima: SÍ. Y este sí no solo englobaría a la homosexualidad, englobaría a cualquier orientación sexual o identidad de género. Por eso, te vamos a contar el caso de dos familias que entrarían dentro del colectivo LGTBIQ+: la de Ana María y Raquel y la de Óscar y Daniel.


«Por ser lesbiana yo sí pensaba que sería un hándicap, luego nos dimos cuenta que no» Ana María, futura acogedora.

Ana María y Raquel siempre tuvieron en mente que querían acoger. «Pensábamos que se necesitaba un dormitorio exclusivo para el niño y yo no tenía la misma estabilidad laboral que tengo ahora…» cuenta Ana María. Sin embargo, pospusieron el iniciar el proceso hasta que reunieron las características que creían que se necesitaba: «Luego ya, hablando con Infania, nos dimos cuenta que no. Ahí fue cuando dijimos: AHORA»

Dicen que lo que les mueve es «Compartir la experiencia con ellos y que no pasen por un centro, evidentemente.» Aseguran que lo que quieren es justo eso, compartir una experiencia de vida: «La palabra ayuda no nos gusta, no es una ayuda. Yo creo que debería ser así siempre».

No obstante, las dudas siempre llegan: «Por ser lesbiana yo sí pensaba que sería un hándicap, luego nos dimos cuenta que no» Ana María, futura acogedora. De hecho, como a cualquier pareja que comunica en su entorno que va a acoger, les llegó la gran pregunta «¿Y cuando se vaya no os va a dar pena?». Algo a lo que Ana María le da la vuelta por completo: «A nosotras lo que nos preocupa es la llegada, cómo pueda llegar ese niño, con qué mochila emocional…»

Aseguran que no han sentido discriminación ninguna «Al revés, estamos súper contentas de poder colaborar para visibilizar esta opción en el mes del orgullo.» Así que, aprovechan para mandar un mensaje al colectivo LGTBIQ+ «Que se animen a acoger. Estos niños y niñas lo que necesitan es mucho amor, mucho cariño y, evidentemente, una familia. NADA MÁS

No podemos estar más de acuerdo con tus palabras, Ana María. Gracias por prestar tu voz para visibilizar la diversidad familiar y el acogimiento.

«Imaginamos que sería muy complicado, que pondrían trabas, y más por optar a un acogimiento especializado, pero después la realidad fue muy diferente. No sentimos que se nos cuestionará como familia en ningún momento.» Comenta Óscar, padre de acogida.

No obstante, aunque tenían muy claro lo que querían, las dudas estaban ahí: «Hasta que no se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo pensábamos que era imposible [formar una familia], y cuando vimos que comenzaban las primeras adopciones vimos un rayo de esperanza de poder ser una familia con hijos. Imaginamos que sería muy complicado, que pondrían trabas, y más por optar a un acogimiento especializado, pero después la realidad fue muy diferente

Óscar y Daniel querían tener una familia, pero, no solo les movió sus ganas de ser padres, tenían muy claras sus motivaciones «Ayudar a niños a tener una oportunidad de vivir en familia Dando, además, un pasito más allá: «Teniamos muy claro que sería un acogimiento especializado, acoger a niños y niñas con algún tipo de necesidad especial. Venimos del mundo de la sanidad y la discapacidad y conocíamos de primera mano cómo de importante es una familia para el desarrollo y felicidad de estos niños y niñas que lo tienen más difícil.» De hecho, tienen acogida en la modalidad especial permanente a Ainhoa, una chica con parálisis cerebral.

Aseguran que, en el acogimiento familiar, nunca se han sentido discriminados por el hecho de ser una pareja gay: «Solo sentimos que valoraban nuestra relación como pareja, nuestras expectativas, nuestras cualidades, nuestro entorno, y lo que podíamos aportar al niño o niña que esperábamos

A ellos, como a Ana María y Raquel o como a cualquier otra pareja acogedora, les pasó algo similar cuando se lo comunicaron a su familia: «Las reacciones fueron de sorpresa ya la vez de miedo, miedo a que pudiéramos sufrir por el hecho de acoger. Nos tocó explicar en qué consiste el acogimiento y en el acogimiento especializado, que era por el tipo al que nosotros optamos. El miedo fruto del desconocimiento al poco se transformó en apoyo. Los apoyos familiares son importantes y tener familiares que estén ayudando a cuidar y educar es muy valioso

Con respecto al hecho de acoger en sí, dicen que «El acogimiento ha sido y es, todo una experiencia en la que solo hemos sumado. Hemos visto y experimentado como ha crecido la familia, sentido como con poco (querer, cuidar y educar) hemos hecho mucho por ellos y nos ha animado a seguir acogiendo y hacer familia. Y aunque los principios son más duros, y siempre haya algún bache, como en cualquier familia, ver cómo son felices solo con las pequeñas cosas del día a día nos anima ser acogiendo y seguir haciendo familia»

Por último, también quieren dirigirse al colectivo LGTBIQ+: «Que se animen, es una manera diferente de hacer familia, se ayuda a niños y niñas a tener algo tan básico e imprescindible como es una familia que lo quiera y cuide, es un derecho. Que se informen de las condiciones y tipos de acogimiento, seguro que se disipan sus miedos y dudas y verán que con muy poco hacen mucho por ellos.»

Si alguien quiere saber más sobre la experiencia de acogimiento familiar de Óscar y Daniel, la cuentan ellos mismos en un vídeo que les hicimos hace tiempo.

Muchas gracias, chicos, por vuestra labor, por contar vuestra historia y por colaborar para dar visibilidad al acogimiento familiar. ¡GRACIAS!

NOTA 1: Lejos de querer hacer un #rainbowwashing por ser el mes del Orgullo, déjanos contarte que es un tema que tratamos habitualmente. Solo queríamos apoyar y dar visibilidad.

NOTA 2: Aunque en este post hemos hablado en todo momento de parejas, aprovechamos para aclarar que se puede acoger siendo una persona soltera también.