Una familia de Infania premiada con el Andaluna 2015



Manuel Gutiérrez, Yolanda Pascual, su hija Sara y sus hijos Nathan y Jared han visto reconocidos sus esfuerzos en favor de los niños que más lo necesitan al serle otorgado el premio “Andaluna 2015” en la modalidad de Acogimiento Familiar.

Los premios Andaluna son una iniciativa de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía con el objetivo de promover y desarrollar acciones encaminadas al fomento y divulgación de los derechos de los niños y niñas andaluces, así como reconocer públicamente la labor de aquellas Administraciones Públicas, instituciones y entidades sociales, personas físicas, jurídicas y medios de comunicación que más se hayan distinguido en la defensa y protección de los derechos de la infancia.

La modalidad de acogimiento familiar está destinada a las familias que participan activamente en las diferentes modalidades del Programa de Acogimiento Familiar con el objeto de reconocer la labor realizada por las mismas.

EntregaAndaluna

Yolanda y Manuel llevan colaborando con Infania desde el año 2008 y han acogido a diferentes menores en acogimientos tanto temporales como de urgencia. Desde marzo de 2013 acogen a un niño afectado de parálisis cerebral con una discapacidad del 99%. En un principio el acogimiento tenía carácter temporal pero ante la imposibilidad de recuperación de su familia de origen a corto y medio plazo, no dudaron en ofrecerle los cuidados que este niño necesita el tiempo que fuera necesario. El niño tiene actualmente 7 años y crece feliz junto a su familia de acogida, quienes también pueden ofrecerles los cuidados especializados que necesita gracias a la formación académica de Yolanda. Los hijos de la pareja son fundamentales para el bienestar del niño pues les encanta compartir juegos y su tiempo con él, así como prestarles los cuidados que necesite dentro de sus capacidades.

La familia acogedora se siente muy satisfecha con la decisión tomada, pues aunque en un principio tuvieron temor por no poder atenderlo de forma correcta y por los cambios que un menor con esta discapacidad ocasiona en la dinámica de una familia de tres hijos, actualmente éste se ha convertido en parte esencial de la familia.

Para Infania siempre es un placer trabajar con ellos debido a su compromiso con los niños que acogen, su nivel de capacitación y experiencia, flexibilidad mental, capacidad de diálogo, disposición a colaborar con Infania y porque todo lo hacen con cariño y respeto.

Gracias a Yolanda, Manuel, Sara, Nathan y Jared…sois persona muy especiales y los niños os necesitan.

¡Enhorabuena!