¿Puedo acoger si tengo hijos o hijas biológicos?



Tener hijos o hijas biológicos no es un impedimento para realizar un acogimiento familiar. Y de hecho, el vínculo que se establece con los hermanos acogedores es, muchas veces, un apoyo excelente para los niños, niñas o adolescentes acogidos.

Y es que los peques de acogida necesitan mucho cariño. Alguien que les quiera, que les cuide, que les dé un beso de buenas noches, que les pregunte cómo les ha ido en el colegio, que les dé un abrazo cuando lo necesitas. ¡Y que juegue con ellos y sea su cómplice! ¿Y qué mejor para eso que un hermanito o hermanita?

En el DECRETO 282/2002, de 12 de noviembre, de Acogimiento Familiar y Adopción de la Junta de Andalucía se explica que «la familia se configura como el instrumento social idóneo para la formación y el desarrollo personal del menor, en la medida en que no sólo es un medio de transmisión de valores y de pautas de conducta, sino que constituye el núcleo humano en el que el menor puede cubrir más ampliamente sus necesidades afectivas.»

Y en ese sentido parece claro que tener hermanitos o hermanitas con los que poder desarrollarse como niño o niña y sentirse parte de un mundo en el que no sólo habitan adultos puede ser una gran ventaja para un peque de acogida, ¿no?

Pero, ¿qué es el acogimiento?

Pues, aunque nos parezca imposible, hay niños, niñas y adolescentes que sufren maltrato, son abandonados o no reciben cuidados adecuados. ¿Qué pasa con esos niños/as? Pues, al no poder vivir con sus familias biológicas, suelen ir a un centro de acogida. Allí les cuidan muy bien, pero un ambiente familiar sería mucho mejor para «normalizar» la situación de estos pequeños/as. Piensa que han pasado por toda esta situación de la pandemia sin una familia con la que compartir el día a día del confinamiento.

Y ¿de dónde salen estas familias que cuidan a estos niños, niñas y adolescentes? ¿Son familias adoptivas? NO. Son familias acogedoras. Son familias que dan todo su cariño, amor y generosidad para cuidar a estos niños/as el tiempo que lo necesitan: El acogimiento es una medida temporal mientras la familia biológica soluciona los problemas que tiene para que los pequeños/as puedan volver con ellos.

¿Y si no lo solucionan? Entonces habría que buscar otra medida de protección más permanente como podría ser la adopción o el acogimiento permanente. ¿El acogimiento permanente es para siempre? El acogimiento permanente es un tipo de acogimiento en el que el menor permanece con la familia de acogida hasta los 18 años.

¿Cuántos tipos de acogimiento hay? Está el de familia extensa, el temporal, el de urgencia, el especializado (y dentro de él el profesionalizado) y el permanente. Tienes más info aquí mismo.

Tengo hijos y/o hijos biológicos y quiero acoger

El primer paso que habría que dar es entregar esta solicitud rellenada por mail a infania@infania.org. Se podría entregar también físicamente en nuestras instalacionessiempre y cuando las normas de seguridad por la pandemia así lo permitan.

Además de esta solicitud, habría que entregar otros documentos más específicoscomo un certificado de antecedentes penales de cada solicitante, un certificado de actividad laboral o profesional o un certificado médico de cada solicitante, que acredite su estado de salud física y psíquica. Puedes consultar toda la documentación necesaria aquí

Una vez entregada la documentación, se haría un curso de formación breve, no suele durar más de un par de días. En el curso explicaremos en qué consiste el acogimiento familiar, sus modalidades, cuestiones a tener en cuenta sobre los niños y niñas acogidos, etc. Los cursos se realizan una vez tenemos un cupo mínimo de personas que ya han entregado la solicitud y la documentación necesaria para acoger.

Y por último, se realiza un estudio psicosocial de la persona solicitante. También se hará una visita a la casa, allí deberá haber un espacio adecuado para que el/la menor pueda dormir pero no es necesario que disponga de cuarto propio.

Se trata de una serie de medidas básicas indispensables para garantizar que los pequeños/as estarán bien. Si alguna vez no pudiéramos cuidar de nuestros hijos o hijas, a todos nos gustaría asegurarnos al 100% de que estarán bien con la familia a la que va a ir.

En Málaga hay 363 niños, niñas y adolescentes esperando vivir bajo el calor de un hogar. Si en ese hogar sólo vive una persona y no una pareja, da lo mismo, lo importante es que reciban el cariño que necesitan para sanar sus posibles heridas. ¿ACOGES?