Por unas fiestas a todo color.

mano pintando mural


Queremos darte las gracias por estar ahí, al otro lado de la pantalla. Contar con cierto respaldo es esencial para todas las personas, de hecho, es justo por y para lo que trabajamos esencialmente: para apoyar a la infancia que lo necesita.

No lo hacemos solas ni solos, claro está. Además del equipo profesional con el que contamos, una gran parte de nuestra labor no tendría cabida si no fuera por otro componente tremendamente indispensable: las familias de acogida. A ellas queremos brindarle un agradecimiento especial por ese acto de solidaridad y generosidad que les ha hecho compartir su vida desde una perspectiva diferente.

Estas familias cuidan a niños y niñas que, generalmente, han tenido una infancia complicada, el tiempo que lo necesitan. Sin embargo, esto no significa que los niños y las niñas pierdan el contacto con su familia de origen, suelen mantenerlo a través de las «visitas».

Las visitas con la familia biológica: punto de encuentro familiar.

Hace unos días, María de @atencionycuidadosdelbebe con la que hicimos un directo sobre acogimiento publicaba lo siguiente: » Estos tres ya han tenido la visita de este mes, el mayor paso un dia regulero. Que vayan bien a la visita o que la visita vaya bien no tiene nada que ver con que ellos salgan bien o regular. Hay mucho trabajo detrás de cada visita para lograr que ellos estén lo más tranquilos posible. »

Y todo es cierto: las visitas pueden remover a los peques, sí, y también hay mucho trabajo detrás ellas. A nivel profesional, hacemos todo cuanto está en nuestra mano para que todo salga lo mejor posible. Por eso, cuando desde Factor ñ nos propusieron pintar nuestro punto de encuentro familiar donde se realizan la mayoría de estas visitas, dijimos que sí. Porque su finalidad era justamente esa: convertir ese lugar en un espacio más acogedor, nunca mejor dicho.


El mural de nuestro cuento Dingo.

Probablemente ya sepas que tenemos un cuento, donde su protagonista es un canguro llamado Dingo: Todo empieza cuando Dingo y su mamá se separan de su grupo y se pierden. Mamá Fifí tendrá que encontrar a la familia pero Dingo no puede seguirle el ritmo ¿quién lo cuidará mientras? Es un cuento que refleja diversas realidades quese dan en el acogimiento familiar y que puedes descargarte gratis aquí (a cambio de un mensaje de apoyo en redes sociales).

Es tan adorable nuestro Dingo, que justo las ilustraciones de este cuento son las que el equipo de Factor ñ junto a Sandra López han plasmado en nuestro punto de encuentro familiar. Se ha convertido en un espacio más agradable y amable para estas visitas. Así que, también queremos darles las gracias por su iniciativa y colaboración.


Reflexión rumbo a 2022

2021 empezó con fuerza. Ya no solo por la situación externa que nos rodeaba, sino porque nuestra campaña #SoloQuieroUnHogar estaba recién salida del horno. Por primera vez, cuatro SAAFs (Servicio de Apoyo al Acogimiento Familiar) de diferentes provincias (Huelva, Jaén, Granada y Málaga) aunábamos nuestras fuerzas para llegar a más familias. La experiencia fue intensa y satisfactoria, ya que, a día de hoy nos siguen llegando familias interesadas en acoger a raíz de esta campaña.

Y si 2021 empezó con fuerza, 2022 también viene dispuesto a ponernos las pilas, como bien comenta nuestro presidente Juanjo Casado en su balance sobre lo vivido y lo que está por llegar:

«Después de estos años tan raros, y que a pesar de todo, aquí seguimos. No podemos más que enorgullecernos de que Infania siga acompañada por familias y profesionales que dan sentido a nuestra labor, acompañar a los niños y niñas que lo necesitan.

Pensar en 2022 no es fácil, porque la incertidumbre de estos tiempos no se lleva bien con los planes de futuro. Eso sí, el próximo año se cumplen 25 años del comienzo de esta aventura llamada INFANIA y una cosa tenemos clara, caminando codo con codo, juntos podemos afrontar todo. Muchas gracias por estar ahí.«

Algo que no nos cansamos de repetir: gracias por estar ahí y ser nuestro respaldo. Por eso, queremos desearte unas felices fiestas y compartir contigo un deseo: que en 2022, cada niño y cada niña tengan una familia que llene de color sus vidas. ¡Felices año nuevo!