Las 10 cosas que siempre te has preguntado sobre el acogimiento familiar



Son muchas las preguntas que recibimos, a diario, sobre el acogimiento familiar. Y aunque son preguntas a las que siempre damos respuesta en nuestras redes sociales, hemos decidido juntarlas en una suerte de documento de Preguntas Frecuentes. Porque el acogimiento familiar es una medida muy necesaria, pero, por desgracia, bastante desconocida, y es fundamental que deje de serlo.

1. ¿De dónde son estos niños y niñas?

Los niños, niñas y adolescentes de acogida son menores que que sufren maltrato, abandono, negligencias en los cuidados, etc. Deben ser separados de sus familias por encontrarse en un entorno hostil que no garantiza su seguridad. Nos parece increíble que esto suceda, pero es una realidad que existe. También hay pequeños/as que tienen a sus padres enfermos y no cuentan con nadie cerca que pueda cuidarles. 

Al no poder vivir con sus familias biológicas, hay que buscar familias que los cuiden. Cuando no hay familias van un centro de protección. Allí les cuidan muy bien, pero necesitan mucho cariño. Un ambiente familiar les ayudaría mucho más a sanar sus posibles heridas.

A veces puede dar la sensación de que estos niños y niñas son de otros países o vienen de lugares muy remotos y nada más lejos de la realidad: aquí mismo, en tu propia ciudad, hay niños y niñas que necesitan ayuda. El acogimiento familiar es algo que se hace a lo largo y ancho del mundo y en todas las provincias de España.

2. ¿Hay que tener mucho dinero para acoger?

No. Para a coger no sólo no hace falta tener grandes ingresos, sino que, además, existen modalidades de acogimiento remuneradas en función de la edad de los peques y de la situación económica de la familia acogedora.

Lo que hay que tener, eso sí, es una estabilidad básica para comer todos los días y un lugar para que el niño o la niña pueda dormir. Y, por supuesto, el amor, cariño y los cuidados adecuados.

3. ¿Hay que tener una casa muy grande?

No hace falta tener una casa grande para ser familia acogedora. Lo más importante es que el niño o la niña tengan un lugar que sea «su sitio», donde puedan dormir, hacer los deberes, tener sus cosas… Y no tiene que ser para él o ella solos. Por ejemplo, puede ser en un cuarto compartido con un hermano/a acogedor, perfectamente.

Estos niños y niñas lo que necesitan es que les pregunten qué tal les ha ido el cole, que les lean un cuento por antes de ir a dormir o les den un beso de buenas noches. En definitiva, vivir bajo el calor de un hogar.

4. ¿Puede acoger una persona soltera?

Sí, puede acoger una persona soltera, por supuesto. Soltera, casada, divorciada, con hijos, sin hijos… Para acoger no importa ni el estado civil, ni el género, ni la orientación sexual. Tampoco importa si tienes pareja o hijos/as o no. Estos niños, niñas y adolescentes lo que necesitan tener a alguien que apueste por ellos todos los días.

5. ¿Puede acoger una persona LGTBI?

Sí. En Andalucía pueden acoger las personas que estén capacitadas para ello independientemente de su orientación sexual. Insistimos en que lo que estos niños/as necesitan es muchísimo cariño.

No hay ningún tipo de discriminación por estado civil, orientación sexual, identidad de género, etc, tal y como se recoge en el Artículo 5 del DECRETO 282/2002, de 12 de noviembre, de Acogimiento Familiar y Adopción:

6. ¿Qué documentación hace falta?

La ley nos exige una serie de documentos, ya que se trata de entregar los cuidados de la vida de un menor. Se trata de varios documentos para asegurarnos de que estará bien, como certificado de antecedentes penales, sexuales, etc. Los documentos necesarios serían:

7. ¿Qué modalidades de acogimiento hay?

8. ¿Cuánto tardan en darte el niño o la niña que quieres acoger?

Depende. A diferencia de la adopción, que puede tener una espera de años, en acogimiento los procesos son muy diferentes. Eso sí, hay que tener en cuenta en todo momento que se trata de entregar la vida de una persona, por tanto hay que llevar a cabo una serie de procedimientos que pasan por la reclamación de documentación, formación y declaración de identidad.

Además, en la duración del proceso influye la modalidad de acogimiento seleccionada. Por ejemplo, en el caso de niños y niñas mayores de siete años, grupos de hermanos o menores con necesidades especiales, la espera es mucho menor que en la modalidad de acogimiento de urgencia, para la que, afortunadamente, contamos con muchas familias.

9. ¿Cómo se puede llevar bien una despedida?

Las despedidas duelen, por supuesto, pero nuestro equipo hará todo lo posible para ayudarte y prepararte para ello. Se trata de la despedida de una personita que ha vivido y convivido contigo muchas cosas, lo extraño sería no sentir alguna tristeza. Y el amor y calor que has dado a un niño o una niña durará para siempre. Si no fuera por vuestro acogimiento, quizás habría tenido que seguir en un centro.

De hecho, muchas familias acogedoras dicen que lo que más les ayuda a superar las despedidas es volver a acoger. Porque saben que hay mas niños y niñas que les necesitan. Es algo muy habitual entre las familias que han probado el acogimiento.

10. ¿Qué tengo que hacer para iniciar un acogimiento?

Lo primero de todo es entregar una solicitud junto a la documentación necesaria. La solicitud puedes descargártela aquí http://www.infania.org/acogimiento…/como-ser-acogedor/.

Una vez entregada, habría una formación para que sepas cómo sería todo el proceso y también harían una valoración psicosocial del hogar al que iría. Hemos de asegurarnos, en todo momento, que los niños/as van allí donde les cuidarán, educarán y querrán.

En Málaga hay 363 niños, niñas y adolescentes esperando vivir bajo el calor de un hogar. Si en ese hogar sólo vive una persona y no una pareja, da lo mismo, lo importante es que reciban el cariño que necesitan para sanar sus posibles heridas. ¿ACOGES?