Día Mundial de la Salud Mental. Trastorno del apego.



El día l0 de octubre, es el Día Mundial de la Salud Mental y hemos querido destacar lo tremendamente imprescindible que es recibir apego y protección en la infancia para el bienestar emocional de estos niños y niñas. De hecho, no haber recibido esos cuidados y ese amor, puede desenvocar en un trastorno del apego o trastorno del apego reactivo. Se han hecho múltiples estudios que así lo corrovoran. Para explicaros un poco más, hemos traído las declaraciones de tres especialistas en la materia:

“Lo que por motivos de conveniencia denomino teoría del apego es una forma de conceptualizar la tendencia de los seres humanos a crear fuertes lazos afectivos con determinadas personas en particular y un intento de explicar la amplia variedad de formas de dolor emocional y trastornos de la personalidad, tales como la ansiedad, la ira, la depresión y el alejamiento emocional, que se producen como consecuencia de la separación indeseada y de la pérdida afectiva. John Bowlby, psicólogo especialista en desarrollo infantil y en la Teoría del Apego.

«El afecto. Ahora sabemos que los recién nacidos que no reciben afecto no tienen ninguna oportunidad de desarrollarse, que el afecto juega un papel esencial en la inteligencia. Cuando comencé medicina, nos decían que solo contaba la mentalidad científica y que había que eliminar las emociones. Ahora se ha descubierto que el afecto es la fuente biológica de la memoriaBoris Cyrulnik, neurólogo y psiquiatra. Cuenta que se especializó en esa profesión para comprender lo que había sucedido en su infancia: cuando tenía 5 años se quedó sin padres porque los asesinaron en Auschwitz. Tuvo una infancia muy complicada en la que tuvo que escapar varias veces de la muerte, estuvo en varios orfanatos y centros de acogida hasta que, finalmente, fue adoptado.

Elsa Punset, teoría del apego, trastorno del apego reactivo

«Lo que más prepara la capacidad de resiliencia, curiosamente es, el afecto de los demás. Esto se ha estudiado en los campos de concentración. Boris Cyrulnik, el gran psiquiatra, lo ha estudiado mucho como superviviente de los campos. Y, en los orfanatos, fíjate, los niños que mejor salen adelante, pues no son los que han tenido más oportunidades de tipo económicas, por ejemplo, porque ahí todo el mundo está fatal, sino los que recibieron un poco de afecto, los que tenían una abuela que quizás les visitaba una vez al trimestre, o el bedel del orfanato les dedicaba una sonrisa, o tuvieron un profesor que les sabía transmitir algo de esperanza… ahí la labor de los profesores es extraoridinaria también.» Elsa Punset, experta en inteligencia emocional.

Elsa Punset estuvo en el podcast de Malasmadres hablando sobre optimismo y resiliencia y quiso hacer especial hincapié en lo que estamos tratando aquí: lo tremendamente importante que es recibir amor desde bebés. De hecho, como hemos comentado anteriormente, el no recibir ese cariño podría llevar a un trastorno del desapego reactivo

¿Qué es el trastorno del apego reactivo?

Trastorno del apego reactivo
El trastorno del apego o trastorno del apego reactivo se da en niños, niñas, adolescentes y personas adultas que, cuando fueron pequeños/as no recibieron el cariño que necesitaban. Esto puede ser, por ejemplo, un bebé que cuando lloraba no era atendido o unos progenitores que ignoraban las necesidades de sus hijos/as. Se puede dar también en niños/as que han crecido en un ambiente violento o en aquellos/as que crecieron en los antiguos orfanatos.

Las consecuencias de haber tenido esta terrible carencia de amor, protección y apego, se traducen en este transtorno que puede darse de dos maneras:

Forma inhibida: Existen dificultades e incapacidad para responder o iniciar interacciones sociales de una forma apropiada a como correspondería a su edad. A los niños y niñas que presentan la forma inhibida les es difícil interactuar con cualquier persona que se les acerque con la intención de demostrarles cariño, afecto o atención, pudiendo incluo llegar a mostrarse hostiles y retraídos.

Forma desinhibida: En este caso se produce una excesiva confianza y acercamiento hacia extraños, sin medir el peligro que esto conlleva y poniendo en alerta a los padres ya que sus hijos no son capaces de seguir sus indicaciones de no hablar con desconocidos.

Acogimiento Familiar: cuidar y querer a niños y niñas que no pueden estar con sus familias.

En Andalucía hay casi 3.500 niños y niñas que se podrían acoger. Algunos/as podrán desarrollar este transtorno y otros no, porque sí que han recibido mucho amor. Sin embargo, la mayoría de ellos/as han pasado por sitauciones muy complicadas (maltrato, abandono, abusos, negligencias…) y necesitan el calor de un hogar para sanar sus heridas. Está más que demostrado que lo que más necesitan es cuidados, protección y cariño. Tú podrías darselo. Alguno/a podría irse contigo. El acogimiento NO es adopción. ¿Tienes un hueco en tu hogar para ayudarles? ¡Acógeles!

Tienes información y testimonios reales de personas que ya han acogido en soloquierounhogar.org

En Andalucía hay casi 3.500 niños y niñas que se podrían acoger. Algunos/as podrán desarrollar este transtorno y otros no, porque sí que han recibido mucho amor. Sin embargo, la mayoría de ellos/as han pasado por sitauciones muy complicadas (maltrato, abandono, abusos, negligencias…) y necesitan el calor de un hogar para sanar sus heridas. Está más que demostrado que lo que más necesitan es cuidados, protección y cariño. Tú podrías darselo. Alguno/a podría irse contigo. El acogimiento NO es adopción. ¿Tienes un hueco en tu hogar para ayudarles? ¡Acógeles!