¿Puedo acoger si no tengo hijos o hijas?



La respuesta a esta duda que nos plantean algunas familias que no tienen niños o niñas en casa es que sí, que en Andalucía se puede acoger independientemente de que se tengan, o no, hijos o hijas, ni biológicos, ni adoptados.

Y es que lo que necesitan los niños y niñas de acogida es el calor de un hogar, mucho cariño, alguien que les cuide y les quiera. Y eso es independiente del número de miembros que tenga dicha familia. Porque lo que se pretende con el acogimiento es favorecer que los menores crezcan de la manera más normalizada posible, evitando internamientos prolongados en los centros de protección.

Tal y cómo se indica en el decreto 282/2002, de 12 de noviembre, de Acogimiento Familiar y Adopción de la Junta de Andalucía, «la familia se configura como el instrumento social idóneo para la formación y el desarrollo personal del menor, en la medida en que no sólo es un medio de transmisión de valores y de pautas de conducta, sino que constituye el núcleo humano en el que el menor puede cubrir más ampliamente sus necesidades afectivas.»

Pero, ¿qué es el acogimiento familiar?

Ya hemos hablado muchas veces de esta medida tan importante, pero nunca está de más explicar en qué consiste. Porque la necesidad de acogimiento familiar es una realidad que tenemos delante de los ojos y, como pasa con muchas realidades duras, a veces no somos capaces de verlas.

Hay niños, niñas y adolescentes que sufren maltrato, son abandonados o no reciben cuidados adecuados. También puede ocurrir que la familia de esos niños esté pasando por una situación de enfermedad/hospitalización y no pueda hacerse cargo de sus peques temporalmente.

¿Qué pasa con esos niños/as? Pues, al no poder vivir con sus familias biológicas, suelen ir a un centro de acogida. Allí les cuidan muy bien, pero un ambiente familiar sería mucho mejor para «normalizar» la situación de estos pequeños/as.

Y ¿de dónde salen estas familias que cuidan a estos niños, niñas y adolescentes? ¿Son familias adoptivas? NO. Son familias acogedoras. Son familias que dan todo su cariño, amor y generosidad para cuidar a estos niños/as el tiempo que lo necesitan: El acogimiento es una medida temporal mientras la familia biológica soluciona los problemas que tiene para que los pequeños/as puedan volver con ellos.

Digamos que las familias de acogida son una especie de «familia paraguas» que protege a los pequeños mientras que pasa la tormenta.

¿Y si no se soluciona? Entonces habría que buscar otra medida de protección más permanente como podría ser la adopción o el acogimiento permanente. ¿El acogimiento permanente es para siempre? El acogimiento permanente es un tipo de acogimiento en el que el menor permanece con la familia de acogida hasta los 18 años. 

¿Cuántos tipos de acogimiento hay? Está el de familia extensa, el temporal, el de urgencia, el especializado (y dentro de él el profesionalizado) y el permanente. Tienes más info aquí mismo.

Y no son niños y niñas que estén lejos, en otro país. En Málaga hay más de 200 niños y niñas deseando estar bajo la mirada atenta de un adulto que le da abrazos cuando lo necesita, que está ahí siempre. Recuerda: estos niños y niñas sólo quieren vivir con una familia que les cuide, independientemente de que haya, o no, otros niños y niñas en la familia.

¿Crees que es algo que serías capaz de hacer? O ¿conoces a alguien a quien le podría interesar? Si este es el caso, no dudes en llamarnos o escribirnos. Tenemos un fijo nacional y un número gratuito. Llama al que quieras. 952 22 67 53 – 900 10 32 33. También tenemos un mail: infania@infania.org.